Entrevista a Stalin Pérez Borges

“¡Una dictadura y gobierno burgués derrocado por los trabajadores, desempleados y jóvenes no puede ser sustituido por otro gobierno de carácter burgués!”

 

Por: Prensa Marea Socialista, crédito: aporrea.org

 

Caracas, 21 de enero de 2010.- Prensa Marea Socialista, en esta oportunidad entrevista a Stalin Pérez Borges, Coordinador Nacional de la UNETE y miembro de Marea Socialista sobre la situación que se vive actualmente en la República Tunecina.

 

PMS: Después que la insurrección de las masa derrocara a la dictadura en Túnez ¿Continúa la lucha?

 

SPB: Luego que las condiciones económicas en Túnez provocaran que Mohammed Bouazizi se inmolara frente a un edificio gubernamental en señal de protesta a que se le confiscara la mercancía que vendía para su sustento, provocó en Túnez un estallido social. En realidad el aumento de los precios de los alimentos y el alto porcentaje de desempleo ocasionó estos disturbios en la República Tunecina.

 

Hoy después del derrocamiento y huida del dictador, los  tunecinos se mantienen en pie de lucha. Es evidente que hoy la represión en Túnez no es suficiente para detener la lucha de clases que se ha agudizado en ese territorio. Los oprimidos y explotados se rebelan en contra de los opresores de siempre.

 

PSM: desempleo, hambre, corrupción, inflación, precarización de la vida y opresión… Túnez se presentaba ante los ojos del Mundo como un lugar paradisíaco y turístico…

 

SPB: Precisamente, Túnez se había constituido en un gobierno títere en el que tienen muchos intereses los grandes capitales, especialmente Europa y Estados Unidos, que hipotecaron Túnez para convertirlo en un paraíso turístico, mientras la población estaba sumida bajo el yugo opresor de la dictadura, oprimida bajo un yugo dictatorial.

 

PSM: Pero existe un partido de oposición en Túnez

 

SPB: Por supuesto, es la burda manipulación de la democracia, avalada por estos países occidentales. La oposición en Túnez, es un circo ya que consiste en un Partido legalizado pero controlado por el Dictador Ben Alí. Es por ello que la “comunidad internacional” no avala las protestas populares sino a un gobierno de concertación desde esta “oposición” tenga el mayor de los pesos.

 

PMS: ¿La clase trabajadora tunecina se nota como sujeto dentro de esta insurrección?

 

SPB: El carácter clasista de las protestas se pone de manifiesto cuando vemos a una gran cantidad de jóvenes proletarios se ponen a la cabeza del levantamiento de masas. La expropiación de alimentos que ha hecho el pueblo tunecino ya es tildadada por los grandes medios voceros del capitalismo de robo y delincuencia. Los voceros y títeres de los gobiernos del capital están inhabilitados para entender que los trabajadores en Túnez están tomando conciencia de su poder. Pasaron de ser clase en si a la conciencia de clase para sí en medio de esta insurrección y eso ya es una conquista

 

PMS: ¿Qué semejanzas tiene esta situación con nuestro 27 de febrero de 1989?

 

SPB: En primer lugar que se pone en evidencia la primera revolución en los pueblos que se sublevan: la disposición de cambio en la cabeza de la gente. Como lo afirmó Trotsky: los pueblos no hacen revoluciones con un plan preconcebido, pero si están seguros que quieren romper con lo que existe. Además, también vemos los comités de defensa de barrios que han creado para defenderse de la brutal represión de los que aún se mantienen “fieles” al régimen dictatorial, acá, luego del 27 de febrero recordemos que se conformaron las asambleas de barrio

 

PMS: De la experiencia desde el 27 de febrero hasta la actualidad que hemos tenido en el proceso revolucionario venezolano ¿qué podemos decirle a nuestro hermano pueblo tunecino?

 

SPB: Como lo afirmamos en nuestra declaración (http://www.aporrea.org/internacionales/a116008.html) Desde Marea Socialista y desde el pueblo venezolano vaya un apoyo irrestricto e incondicional al carácter clasista e insurreccional del pueblo de Túnez. Toda nuestra solidaridad revolucionaria con la insurrección del pueblo de Túnez y con su clase trabajadora que hoy sirve de ejemplo a las movilizaciones que se llevan a cabo en el mundo y con sus desempleados y estudiantes proletarizados que se han puesto a la cabeza de la misma.

 

Tenemos, y no sólo nosotros, sino el mundo entero, grandes expectativas que no permitirán que los operadores políticos del capital y del régimen dictatorial de Ben Ali desactiven la disposición de cambio con el viejo truco del “gobierno provisional” y que todos sabemos que sería un gobierno concertado con la burguesía. La única salida es que los propios protagonistas de la insurrección asuman el Poder con sus organizaciones clasistas. Y repito como lo hicimos en nuestra declaración de solidaridad:

 

¡Una dictadura y gobierno burgués derrocado por los trabajadores, desempleados y jóvenes no puede ser sustituido por otro gobierno de carácter burgués!

 

¡Ningún gobierno de concertación con la burguesía solventará el problema de los altos precios de los alimentos y el desempleo!

 

¡Por eso arengamos desde este rincón del mundo, Venezuela, a que la lucha en Túnez continúe hasta sacar del Poder a la burguesía que impone medidas neoliberales que atentan en contra de los pueblos!