Entrevista al compañero trabajador Osvaldo León, militante del colectivo Control Obrero de ALCASA

 

Por: Prensa Marea Socialista; publicó: aporrea.org

 

Marea Socialista (MS): ¿Cómo interpreta la actual situación coyuntural que viven las empresas básicas de Guayana.

 

Osvaldo León (OL): Bueno, es necesario revisar varias cosas.  Entre ellas analizar los sujetos que están en la dirección de dichos conflictos; lo primero es que el ministro saliente señor Rodolfo Sanz y su tren gerencial, conocido en el seno de los trabajadores como “el clan guatireño”, nos dejaron una gran deuda en pasivos laborales; tales como:

 

    * 5 evaluaciones que permiten aumentos de salario y que se ve disminuido ante la inflación generada en los últimos 2 años.

    * 21 cestas ticket.

    * dejaron de depositar los ahorros, pero si lo descontaban.

    * no dieron más plan de vivienda, pero ellos si se la pagaron.

    * no pagaban los adelantos de prestaciones, pero ellos si se la sacaban con los directivos sindicales.

    * se vencieron las contrataciones colectivas y se negaron a ir a la discusión, entre otros pasivos.

 

En dos años de gestión de Rodolfo Sanz como ministro y Cesar Aguilar como presidente de ALCASA se acumula esta deuda al igual que en todas las empresas básicas, y los sindicatos pocas veces protestaron, al contrario, muchos sindicalistas se plegaron y defendieron dicha gestión.  Ante estos hechos, nos encontramos frente a una agenda de la contrarrevolución, la cual parece coincidir en estos momentos con sectores “bolivarianos”, la derecha endógena, contra la propuesta del control obrero.  Vemos como Manuel Díaz del sindicato de profesionales de VENALUM, militante de la mesa de la derecha, se une a Gerardo Pérez del sindicato de trabajadores, militante de la derecha endógena, quien contó con el apoyo del General Pérez ex presidente de VENALUM, quienes se enfrentan al compañero Rada.  En Sidor el sindicato dirigido por la derecha endógena se une con la contrarrevolución en contra de la gestión del compañero Carlos  de Oliveira.  En ALCASA, la FBT vocera del General Rangel Gómez, gobernador del estado y principal dirigente de la derecha endógena, acompañado de los diputados de la Fuerza Bolivariana de Trabajadores (FBT), Angel Marcano y José Ramón Rivero (éste último siendo Ministro de Trabajo mandó a reprimir con la guardia nacional a los trabajadores de Sidor cuando estos fueron a la huelga contra el consorcio argentino exigiendo la nacionalización que dejo un saldo de varios trabajadores heridos y detenidos), también Caldera como miembro de CECURA y defensor de la libertad de “expresión” de Globovisión, hoy hacen tribuna con Diego Castro de AD, con la gente de Henry Arias y Goyo Blanco de la mesa de la ultra derecha, todos ellos se unen contra la gestión de Elio Sayago, en fin, podemos decir sin equivocación que se unen moros y cristianos, sirios y troyanos, “bolivarianos y la ultra derecha, en una santa cruzada contra la posibilidad de el impulso y construcción  del control obrero.

 

(MS): Pero estos dicen que reclaman justas reivindicaciones.

 

(OL): Hoy todas las juntas directivas de los sindicatos están vencidas, pero no solo vencidas sino que están muy desprestigiadas por su praxis, en muchos de los casos los sindicatos en vez de ser instrumentos de lucha se convierten en instrumento para los negocios, de allí que se hayan convertido en expertos en el montaje de show para buscar votos al igual que en la época del punto fijismo.  En ALCASA el verdadero objetivo es controlar los cupos del aluminio; fíjate que allí coinciden todos estos señores, mientras que en las mesas y equipos del Plan Guayana planteamos transformar todo el aluminio en el país, fundamentalmente en las transformadoras del Estado como Rialca, Alucasa, Cabelun, que todas o casi todas están trabajado a un 50 o 60% de su capacidad instalada. Estos grupos, a contracorriente del control obrero, siguen planteando vender la producción a las trasnacionales como la Glencore y la Nobel, que a fin de cuentas estas dos empresas son lo mismo.  De igual forma, estos grupos también se oponen a producir láminas Frescalum para techos, necesarias en la construcción de viviendas, escuelas, galpones para los damnificados, solo dicen que debemos "buscar dólares y eso lo tienen las trasnacionales".

 

(MS): ¿Cómo dejó la gestión pasada a la empresa ALCASA?

 

(OL): Mira, cuando los compañeros asumieron las Presidencias Transitorias para el impulso del Control Obrero, nosotros afirmamos que nos quieren poner a administrar la  crisis, ya que nos dejaron empresas con convenios firmados de ventas a futuro en aluminio y alúmina, todas en condiciones que lesionan los intereses de los trabajadores y de la nación, "convenios vende patria", dicho esto por una ministra. En ALCASA el compañero Carlos Lanz le entregó al señor Cesar Aguilar la planta con mas de un 90% de las líneas en producción y en normal funcionamiento, lo que permitió pagar todos los pasivos.  Ellos, en las líneas 3 y 4 que tienen una capacidad operativa de 406  celdas, solo dejaron 200 y éstas con mas de un 60% en fallas graves como altos de hierros, cascos rojos etc.   Para los trabajadores estos señores vinieron a destruir las plantas y a preparar el terreno para justificar la privatización.  Con un flujo de caja muy disminuido, con deudas a nosotros los trabajadores y a los proveedores, con un plan de venta de solo materia prima a la menor cotización... ante este panorama sin una franca discusión y acuerdo con el gobierno, difícilmente podríamos salir adelante: de allí la pelea por el control obrero y los consejos de fábrica.

 

(MS): ¿Cómo se encuentra el Plan Guayana Socialista y el impulso del Control Obrero?

 

(OL): El plan Guayana Socialista nace por presión de los trabajadores ante la situación en que se encontraban y se encuentran las empresas básicas, era la época de Sanz como ministro del clan guatireño.  Con el Plan Guayana se impulsan las Mesas de Trabajo para meter en terapia intensiva a las empresa.  Digámoslo clarito: estos señores que hoy tienen los portones tomados en ALCASA, en la época de Cesar Aguilar como presidente de la empresa y junto a clan guatireño, elaboran un plan paralelo para salir de la crisis haciendo caso omiso al planteamiento de las Mesas de Trabajo; este plan obvió la compra de materia prima e insumos, se fueron con varios proyectos de gran envergadura  (proyectos que muchos técnicos son responsables de que se realizaran en sus momentos y nunca se hicieron por intereses de la trasnacionales); este olvido de no meter la materia prima e insumo nos lleva a una crisis sin precedente, porque no podemos incorporar celdas por falta de insumo; estos señores, sindicatos y clan guatireño, hablaban de "mejorar el flujo de caja" y  a puerta cerrada aprobaron este plan que hoy estamos sufriendo.  Luego, nacen los equipos para la elaboración del Plan Socialista, allí se incorpora la FBT, para ocupar varios puestos en varios equipos y nunca asistir, sabotean el trabajo y, para colmo, se unen a las opiniones públicas del gobernador que aboga por la unión con empresarios para salir de la crisis.  En este transcurrir sale Sanz, ponen al compañero chino Kan de ministro y luego se nombran a varios trabajadores como presidentes transitorios y otros los ratifican con el objetivo de impulsar con los trabajadores el Control Obrero.  Bueno, cada compañero presidente o la mayoría de ellos interpreta a su manera el Control Obrero, trazando líneas muy conservadoras, esto unido a los enemigos internos y externos, no permite avanzar en la propuesta del control obrero.  Creo que los compañeros presidentes creen muy poco en la capacidad política de la clase, del pueblo, priva la cultura burguesa del saber, se reproducen los elementos de poder del estado que decimos combatir, por otro lado, existen grupos de trabajadores y sectores populares que empujan y luchan por hacer una realidad el Control Obrero, el cual carece de apoyo oficial.  Digo esto ya que los ministros y ministra y su tren burocrático poco creen en el control obrero, pero bueno, allí esta la propuesta construida en Mesas de Trabajo, que llevarían a unir al hierro y acero en una corporación, al igual que todas las empresas de aluminio: uniendo éstas por un proceso encadenado que va desde la extracción hasta la elaboración de productos semielaborados y terminados, todo bajo el control obrero y los consejos de trabajadores, teniendo como objetivo fundamental la lucha contra la explotación del trabajo y el cambio de las relaciones de producción capitalista, en fin, una dura tarea, la construcción heroica del socialismo revolucionario.   Una orientación estratégica que contrasta con lo que plantea la FBT de  hacer de esta corporación  a imagen y semejanza de la CVG , a ellos se les suman los sectores técnicos del viejo movimiento Sucre que pugna por ser ellos quienes estén en los cargos de dirección, en fin, es una dura batalla entre quienes creemos firmemente en aniquilar la jerarquía y la división del trabajo, las relaciones mercantiles: convertir esta corporación en una propiedad del pueblo y los que quieren mantener intacta las relaciones sociales del capital y poder.

 

(MS): Se han dado las relaciones con otros trabajadores y sectores populares?

 

(OL): Bueno creo que poco, hemos fallado, estamos dando respuesta de coyuntura en coyuntura, sin embargo hemos tenido grandes avances, hicimos el primer encuentro de control obrero en noviembre del año pasado, con una muy pero muy buena asistencia y un gran debate. Estamos trabajando por el encuentro nacional, que permita avanzar en un plan nacional o unas líneas programáticas que unan todas nuestras luchas contra el capital en todas sus manifestaciones, hemos hecho marchas a favor de los trabajadores de Friosa, empresa nacionalizada y donde el coronel Abreu junto al Gobernador y la FBT han hecho todo para que fracase y la empresa sea devuelta a sus antiguos dueños, unos señores canarios que siempre han vivido de la especulación, el acaparamiento y los negocios sucios con el estado.  Bueno, la idea es construir y darle forma a una corriente que subvierta el orden capitalista y se plantee construir el socialismo, ya que la gran tragedia de este proceso que vivimos es que los revolucionarios se niegan a hacer la revolución; en nombre de las condiciones objetivas y subjetiva no combatimos las relaciones sociales del capital, creo que hay una gran cobardía en muchos que dicen ser revolucionarios pero temen hacer la revolución, esa es una de nuestras tragedias y a la vez una de nuestras grandes tareas, tal vez la gran tarea es construir las nuevas relaciones sociales que nieguen en su totalidad las relaciones del capital.  Bueno, creo que debemos avanzar en la construcción orgánica de esta corriente que nazca de la autonomía e independencia de la clase y que no niegue ninguna forma de lucha y organización.

(MS): Gracias camarada y reciba un abrazo revolucionario de nuestro equipo de redacción y de nuestra corriente.