Declaración de sindicalistas independientes de Egipto

 

Por: Los abajo firmantes

 

Los trabajadores egipcios que tan decisivos han sido a la hora de hacer caer a Mubarak mediante sus huelgas, platean las demandas laborales conjuntas a modo de programa obrero para unir las luchas de los trabajadores en huelga y acabar realmente con el régimen.

 

El Cairo, 19 de febrero 2011

 

¡Oh los héroes de la revolución del 25 de enero! Nosotros, los trabajadores y sindicalistas de diferentes lugares de trabajo que han visto huelgas, ocupaciones y manifestaciones de cientos de miles de trabajadores a través de Egipto durante el período en curso, sentimos que es correcto, con tal de unir las demandas de los trabajadores en huelga, que éstos se conviertan en parte integrante de los objetivos de nuestra revolución, la que el pueblo de Egipto hizo, y por la que los mártires han derramado su sangre. Os presentamos un programa obrero, que reúne nuestras justas demandas, a fin de reafirmar el aspecto social de esta revolución y para evitar que sea robada de quienes están en su base, quienes deben ser sus beneficiarios.

 

Las demandas laborales que planteamos antes de la revolución del 25 de enero y que fueron parte de la antesala de esta gloriosa revolución son:

 

1. El aumento del salario mínimo nacional y de las pensiones, y un estrechamiento de la brecha entre salarios mínimos y máximos para que el máximo no supere en más de 15 veces al salario mínimo, con el fin de alcanzar el principio de justicia social que la revolución dio a luz, el pago de las prestaciones por desempleo, y un incremento regular que aumente con la subida de los precios.

 

2. La libertad de organizar sindicatos independientes sin condiciones ni restricciones, y la protección de los sindicatos y sus líderes.

 

3. El derecho de los trabajadores manuales y los empleados, campesinos y profesionales a la seguridad de empleo y protección contra el despido. Los trabajadores temporales deben ser permanentes, y los trabajadores despedidos deben ser devueltos a sus puestos de trabajo. Tenemos que acabar con todas las excusas para el empleo de trabajadores con contratos temporales.

 

4. Renacionalización de todas las empresas privatizadas y una parada completa del programa de privatización infame que destruyó la economía nacional bajo el régimen difunto.

 

5.

• Completar la destitución de los jefes corruptos que se hicieron al cargo de empresas con el fin de exprimirlas y venderlas fuera.

• Frenar el empleo de consultores que han pasado la edad de jubilación y que consumen hasta tres mil millones de la renta nacional, con el fin de abrir oportunidades de empleo para los jóvenes.

• Volver a la ejecución de los controles de precios en bienes y servicios con el fin de mantener los precios bajos y no con carga a los pobres.

 

6. El derecho de los trabajadores egipcios a la huelga, organizar sentadas y manifestaciones pacíficas, incluidas las sorprendentes ahora contra los remanentes del régimen, contra los capitalistas que exprimieron el máximo beneficio de las empresas antes de venderlas. Es nuestra opinión que si esta revolución no conduce a la distribución equitativa de la riqueza, no valdrá para nada. Las libertades no son completas sin libertades sociales. El derecho de voto depende naturalmente del derecho a una hogaza de pan.

 

7. La atención sanitaria es una condición necesaria para aumentar la producción.

 

8. Disolución de la Federación de Sindicatos de Egipto, que fue uno de los símbolos más importantes de la corrupción bajo el régimen difunto. La ejecución de las sentencias judiciales emitidas en contra de ella y la incautación de sus activos financieros y documentos. La incautación de los activos de los líderes de la FSE y sus sindicatos afiliados, así como su investigación.

 

Firmado:

Nombre, lugar de trabajo

Ahmad Kamal Salah, empleado de la Oficina Meteorológica

Hossam Muhammad Abdallah Ali, técnico sanitario

Sayyida Al-Sayyid Muhammad Fayiz, enfermera

Ashraf Abd al-Wanis, empleado de industria azucarera de Al-Fayyum

Abd-al-Qadir Mansur Umar Effendi, mozo de almacén

Hafiz Nagib Muhammad, Comp. Tubos de Futuro (Ciudad del 6 de octubre)

Muhammad Hassan, Comp. de Textiles Helwan de Egipto

Mahmud Abd-al-Munsaf Al-Alwani, Cementos Tura

Ali Mahmud Nagi, Comp. Comercial Farmacéutica de Egipto

Umar Muhammad Abd-al-Aziz, empleado de industria azucarera de Hawamidiyya

Muhammad Galal, Farmacéuticas Egipcias

Shazli Sawi Shazli, Comp. Fertilizantes de Suez

Muhammad Ibrahim Hassan, Industria Militar No.45

Wasif Musa Wahba, Industria Militar No. 999

Gamil Fathi Hifni, Autoridad General del Transporte

Adil Abd-al-Na’im, Contratistas Generales de El Cairo

Ali Hassan Abu Aita, Comp. de cuerdas Al-Qanah de Port Sa’id

Hind Abd-al-Gawad Ibrahim, Centro de Información

Hamada Abu-Zaid, Centro de Información

Muhammad Khairy Zaid, Centro de Información

Hatim Salah Sayyid, Autoridad General para Centros Culturales

Muhammad Abd-al-Hakim, Autoridad Nacional de Correos

Ahmad Islam, Comp. International Ibex

Tariq Sayyid Mahmud, Ind. Militar 99

Nabil Mahmud, Ind. Militar 999

Mahmud Shukri, sindicalista

Ahmad Faruq, Ind. Militar 999

Usama Al-Sayyid, Ind. Militar 999

Yasir Al-Sayyid Ibrahim, Comp. Tubos de Futuro

Mahmud Ali Ahmad, trabajador de curtidoría

Abd-al-Rasul Abd-al-Ghani, futuro trabajador

Ali Al-Sayyid Umar Effendi, mozo de almacén

Kamal Abu Aita, recaudador de impuestos de la propiedad (RETAU)

Ahmad Abd-al-Sabur, recaudador de impuestos de la propiedad (RETAU)

Salah Abd-al-Hamid recaudador de impuestos de la propiedad (RETAU)

Mahmud Umar, recaudador de impuestos de la propiedad (RETAU)

Khalid Galal Muhammad, trabajador

Muhammad Zaki Isma’il, Comp. Petrotrade