Obama no te queremos en El Salvador.

Se dice que la ex guerrilla tirará la casa por la ventana para recibir a su invitado de “honor”.

Escribió: Tony Segovia en elnuevotopo.com


El recibimiento de Obama con bombos y platillos por parte de la “Izquierda”, es el peor de todos los insultos que puede darnos a tod@s los salvadoreños que directa o indirectamente sufrimos la guerra. Es una falta de respeto a todos nuestros muertos.

Así como hemos castigado a traidores de la talla de los Galeas, Villalobos, Facundo y otros más, también debemos hacerlo con quienes este 22 y 23 de marzo, limpien con su lengua la bota imperial.

No se sorprendan con las miles de falacias que saldrán. Las de más peso estarán enfocadas al tema económico, pero dos de las que ya ronronean son: que como USA ya es un imperio obsolescente, ha dejado de ser un peligro. “Hoy los peligros, -dicen-, son Rusia, China y la UE” (Solo en esto de la UE, tienen razón); otra (la más burda): dicen que lo se conseguirá con la visita del Premio Nobel de la Guerra, es un mejor trato migratorio a los millones de nuestros compatriotas que viven en U.S.A. Esto último, amigos, me parece haberlo escuchado antes, solo que de otra forma en una campaña Arenazi, y me parece que decía así: “si gana el comunista Shafick Handal, USA deportará a todos los salvadoreños que se encuentren ilegales”. Al final la campaña de terror dio resultado porque ganaron los fascistas.

Estos “ compas” que ahora se empecinan en recibir a Obama, ¿será que se les ha olvidado que la CIA, entrenó a cientos de militares asesinos, entre los que se encuentran, d’Abuisson, responsable de la muerte de Romero. (Según la Comisión de la Verdad)?; ¿se les olvidó los casi dos millones de dólares que a diario mandaba USA al ejército gubernamental, con el pretexto defendernos del asedio comunista, pero que a la postre solo sirvió para equiparlos mejor para masacrar al pueblo? No creo que lo olviden, ahí hay gato encerrado. Se me hace que si no estamos atentos, nos puede pasar algo parecido como en la novela Orwelliana, Rebelión en la Granja
Decía George Orwell en su novela lúdica, que una vez muerto el Viejo mayor, (que bien podrían ser, Marcial, Shafick, Dalton, Farabundo y otros más) tomó las riendas el cerdo Napoleón. (Este cerdo se asemeja a nuestros actuales gobernantes de “Izquierda”)

Napoleón daría la orden de aniquilar a Snowball y gobernaría tranquilamente. (Este último representaría las organizaciones sociales, como las que se oponen a la minería) Las ovejas, quienes eran las más obedientes de todos los animales en la granja, por su exiguo alfabetismo y por ser las menos afortunadas intelectualmente, seríamos todos nosotros. (El pueblo) Es que aunque, muchos ya sabemos leer y escribir, tendemos a repetir todo, o casi todo lo que ellos nos dicen, y desde luego a olvidar pronto.