Strauss-Kahn cantó: Todo se derrumbó

Escribió: Eduardo Delgado Soto; publicó: revista-amauta.org; fuente: El País.cr

El responsable del Fondo Monetario Internacional (FMI) nos dejó “turulatos” con sus manifestaciones en su discurso en la Universidad de Washington ante cientos de estudiantes.

El denominado “Consenso de Washington”, que orientó la política económica de países en vías de desarrollo con las recetas neoliberales durante décadas “ya es historia”. Dominique Strauss-Kahn lo declaró muerto el 4 de abril de 2011, en la universidad George Washington, E.U.A.

“Todo esto se ha derrumbado con la crisis… la crisis financiera mundial devastó la economía mundial y causó incalculables dificultades y el sufrimiento en todo el mundo. Pero hizo algo más que esto también devastó los fundamentos intelectuales del orden económico mundial del último cuarto de siglo.

“Estamos viviendo en un momento único en la historia, un período de gran agitación. Antes de la crisis los timoneles (capitanes) de la economía mundial creían saber cómo manejar todo tipo de situaciones siguiendo una serie de pautas básicas establecidas por el “consenso de Washington”, como la desregulación y la privatización. Pero muchas de esas teorías se desmoronaron tras la crisis que ha dejado atrás al “consenso de Washington”.

A partir de ahora, dijo: “es necesario un nuevo enfoque a la hora de abordar temas como la cohesión social, la cooperación y el multilateralismo”. La tarea que tenemos ante nosotros enfatizó: “es reconstruir los fundamentos para que la siguiente fase de la globalización funcione para todos. Esta reconstrucción tiene tres áreas principales: un nuevo enfoque a las políticas económicas, un nuevo enfoque de la cohesión social, y un nuevo enfoque a la cooperación y el multilateralismo”.

Prevalece en el mundo una gran incertidumbre y “numerosos cisnes negros siguen nadando en el lago de la económica mundial”. Estos “cisnes negros” son de dos tipos: por un lado, las transnacionales que aferradas a la normativa (TLC) de la integración profunda y apoyadas por los criollos que les entregaron el país, querrán seguir usufructuando de nuestra mano de obra barata y de nuestros recursos naturales regalados; por otro lado, aquéllos políticos neoliberales que se subieron al “tren de la historia” (hoy descarrilado) para sacar provecho y enriquecerse querrán seguir en la fiesta a costa de la población costarricense y de los recursos naturales del país.

Crisis de todo tipo generadas por las políticas neoliberales recorren el planeta dejando a su paso desolación, pobreza, hambre, revueltas sociales (dirigidas o no), prostitución, delincuencia, drogadicción e ignorancia. Es hora, entonces, de corregir el rumbo y “avanzar hacia un modelo de crecimiento socialmente incluyente” donde el Estado sea garante del desarrollo socioeconómico nacional y de la distribución de la riqueza producida socialmente, desterrando la incertidumbre y la desigualdad social.

¿Y ahora? ¿Qué harán los neoliberales? ¿Seguirán siendo “cisnes negros” (zopilotes en mi pueblo)? ¿Podremos los ticos reconstruir nuestra Patria, la que heredamos y nos dejamos quitar? ¿O bien, seguirán imperando intereses pueblerinos y de pequeños feudos políticos?

El Gobierno debe entender que el camino neoliberal que escogió es un camino equivocado, en términos de país y su población ¿Por qué no lo corrige, siguiendo las recomendaciones del responsable del FMI, Gurú neoliberal?

¿Quiénes acompañarán a la Patria a caminar por el camino correcto para construir, como dice Strauss-Kahn, “un nuevo enfoque a las políticas económicas, un nuevo enfoque de la cohesión social, y un nuevo enfoque a la cooperación y el multilateralismo”?