Mueren por error diez rebeldes libios en un ataque de la OTAN

"Estamos analizando el ataque... es difícil para nosotros determinar los hechos porque no tenemos hombres en el terreno", dice la Alianza

El Cairo/Bengasi/Washington (dpa); publicó: Yahoo Noticias

 

Diez rebeldes libios murieron en un ataque aéreo lanzado este jueves por error por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) entre las ciudades de Ajdabiya y el puerto petrolero de Brega, en el este del país, indicaron opositores al régimen de Muamar el Gadafi en Bengasi.  El incidente ocurrió en una región en la que la oposición combate con las tropas de Gadafi desde hace varios días. "Estamos analizándo (el ataque)... es difícil para nosotros determinar los hechos porque no tenemos hombres en el terreno", indicó un oficial de la alianza atlántica.

La oposición libia dijo que los rebeldes ingresaron por error en una zona entre Ajdabiya y Brega, que había sido señalada como blanco por la OTAN. Los aviones de la alianza atlántica aparentemente confundieron los vehículos rebeldes con los de las fuerzas de Gadafi. Varios vehículos de los combatientes rebeldes quedaron destruidos. Ya el pasado viernes aviones de la OTAN bombardearon por error una posición de los rebeldes en Ajdabiya causando la muerte a 13 insurgentes.

Previamente, los rebeldes indicaron que habían recuperado terreno frente a las tropas de Gadafi cerca de Brega, pero hasta el anochecer no habían logrado capturar esta estratégica ciudad. Un día antes, los rebeldes habían sido expulsados casi completamente de Brega por las fuerzas de Gadafi, muy superiores a ellos en armas y número de efectivos. De hecho, según indicaron funcionarios del Pentágono al New York Times en su edición de este jueves, pese a los bombardeos de la coalición internacional contra las fuerzas de Gadafi, su capacidad militar sigue siendo considerable.

Líderes militares y portavoces de la rebelión en Bengasi, el bastión rebelde, criticaron recientemente a la OTAN por no proceder de forma más contundente contra las tropas de Gadafi en tierra. La alianza internacional rechazó las acusaciones. En tanto, la OTAN negó las acusaciones de Gadafi acerca de un supuesto bombardeo por fuerzas occidentales de una refinería. "La acusación del coronel Gadafi de que la OTAN es responsable de los incendios en la refinería de Sarir es falsa, se trata de un resultado directo de sus ataques (de Gadafi) contra su propia población e infraestructuras", aseguró la alianza en un comunicado emitido en Bruselas.

"Sabemos que fuerzas pro Gadafi han atacado esta área en los últimos días, lo cual ha provocado al menos un incendio en una instalación petrolera al norte de Sarir. Culpar de ello a la OTAN es una muestra de la desesperación del régimen", agrega el comunicado. En la ciudad de Misurata, en el noroeste del país, aviones de la OTAN dispararon contra las fuerzas de Gadafi, indicaron residentes a la página web de la oposición Libya Al Youm.

Esta ciudad, que es la tercera más grande del país y clave en el camino a la capital, Trípoli, registra combate desde hace más de 40 días. El líder militar rebelde y ex ministro del Interior, Abdul Fattah Younis, dijo que los habitantes de Misurata carecen de suministros médicos, agua y electricidad y tienen sólo armas ligeras para la autodefensa.

Mientras, un portavoz del Ministerio de Exteriores de La Valeta confirmó hoy que el ex ministro de Energía libio Omar Fathi Bin Shatwan huyó la semana pasada con dirección a Malta. Shatwan, quien fue ministro de Energía y presidente de la comisión mixta de Libia y Malta antes de dejar el gobierno de Trípoli en 2007, llegó a Malta a bordo de un barco que había zarpado de la ciudad libia de Misurata, según las informaciones.

El ministro del Exterior de Francia, Alain Juppé, informó que la próxima reunión del grupo de contacto sobre la intervención internacional en Libia se realizará en Qatar el 13 de abril. Por su parte, Alemania indicó que está ahora dispuesta a participar con tareas humanitarias en la misión internacional en Libia, anunció hoy el ministro de Exteriores, Guido Westerwelle, dando un giro a la postura inicial de su país.

"Si existe un pedido de Naciones Unidas, por supuesto que no esquivaríamos nuestra responsabilidad", dijo Westerwelle en una entrevista con la emisora N24. La participación alemana consistiría en ofrecer ayuda médica o asegurar el transporte de refugiados que huyen del país africano.

En tanto, Sudáfrica demandó una solución negociada al conflicto en Libia, según señaló el ministro de Defensa de ese país, Lindiwe Sisulu. "Ninguna situación es irresoluble (...) es posible encontrar una solución duradera, como lo hicimos nosotros", dijo Sisulu en referencia a la transición de Sudáfrica del "apartheid" a la democracia en la década de 1990.

A principios de semana, Sudáfrica dijo que la Unión Africana
estaría preparada para ayudar a negociar en Libia, pero los
bombardeos debían cesar primero. En otro orden, cuatro periodistas fueron capturados en el este de Libia por soldados leales a Gadafi, entre ellos un fotógrafo de la agencia de notiias española EFE, informó hoy un colaborador de la agencia fotográfica epa en Bengasi.

Además del español, fueron arrestados dos periodistas estadounidenses y un colaborador sudafricano de epa. El incidente tuvo lugar el martes en zona de combates cerca de la ciudad petrolera de Brega, aseguró el periodista de epa.