Activistas denuncian ataque armado en Siria


Beirut. AP. 09/04/2011. Las fuerzas de seguridad sirias efectuaron disparos ayer para dispersar una procesión fúnebre convertida en manifestación después de que al menos 37 personas murieron la víspera en el día más cruento de un levantamiento antigubernamental que lleva tres semanas, dijo un grupo de DD. HH.

 
Siete personas fueron heridas por los disparos en la ciudad de Dara, dijo Ammar Qurabi, director de la Organización Nacional por los Derechos Humanos, de Siria. La información del grupo procedió de habitantes y testigos del lugar.

Por lo pronto no fueron conocidos más detalles del ataque. Los llamados telefónicos hechos a Dara se perdieron, y el Gobierno sirio estableció rigurosas restricciones a la cobertura informativa en el país.

Dara se ha tornado en un punto de violencia, que el Gobierno atribuye a pandillas armadas y descarta la presencia de personas que busquen reformas en el país.

Pero los llamados de diversos grupos en favor de una reforma han sacudido al presidente Bashar Assad, cuya familia ha gobernado Siria por más de 40 años.

Mientras las protestas cobran fuerza, Assad ofreció algunas concesiones como el despido de funcionarios locales y la formación de comisiones que analicen posibles cambios en las impopulares leyes de emergencia. Pero ambas propuestas han sido insuficientes para disuadir a un movimiento que tiende a elevar las demandas para pedir reformas y elecciones libres.

El viernes, varios testigos afirmaron que las fuerzas de seguridad abrieron fuego a decenas de miles de opositores en Dara y dieron muerte a 25 personas, además de herir a algunos cientos. El Gobierno afirmó que 19 miembros de las fuerzas de seguridad y varios civiles fueron muertos por hombres que les dispararon.

Las versiones diferentes no pudieron ser verificadas en medios independientes.