Lo que está detrás de la muerte de Bin Laden

Escribió: Iván Nassim Agüín en aporrea.org

La “Muerte” de Bin Ladem, ha sido la noticia más grandilocuente manejada por la mediática global de los últimos años, sino decir décadas, esta noticia, junto a la caída de la torres gemelas en Nueva York, la caída del muro de Berlín y la llegada del hombre a la luna, son las noticias más grandes vividas por la humanidad en las últimas seis décadas; tal vez, por el avance en las tecnologías de las comunicaciones, ésta es la noticia que ha llegado al mayor número de personas en el mundo, en el menor tiempo posible de la historia de la humanidad, si su muerte es verídica o no, si el Sr. Ladem murió de forma natural en virtud del sufrimiento de cáncer renal desde antes del 2001 o no, si lo “enterraron” en el agua o no las están enterrando a nosotros los pueblos del mundo con este cuento, si el hombre de veras o no fue el artífice de la destrucción del Word Trade Center de Nueva York, es irrelevante; lo verdaderamente importante es interpretar que se persigue con todo esto.

Tratar de dilucidar si todo se trata de una tramoya, o si se trata verdaderamente de un acto de venganza (justicia como abogado lo puedo afirmar, jamás) en virtud de los supuestos crímenes acometidos por este personaje, es en realidad una verdadera pérdida de tiempo, todo se ha montado, todo se ha manejado, y todo se ha manipulado para que nunca se llegue a la verdad de los hechos, creer verdaderamente, tener un halo de certeza de que todo es cierto o falso, es simplemente un acto de fe, nunca se podrá desentrañar la maraña, todo al final quedara en una somera especulación, y esto último, es lo que la mediática global, formadora de opiniones, persigue; persigue que la opinión pública mundial pierda su tiempo en tratar de dar explicación lógica a lo ilógico. Tratar de dilucidar una historia plagada de medias verdades, mescladas con mentiras, junto a cuentos de hadas con brujas malas y monstruos feroces, acompañado de fábulas mitológicas de unicornios y dragones, es simplemente imposible, la verdad es propiedad de dios desde el punto de vista de cualquiera de las religiones, desde un punto de vista teológico, lo más cercano que se le puede aproximar el hombre es mediante la ciencia, y solo la podemos perseguir infinitamente mediante la filosofía.

Lamentablemente, a pesar de que estamos en nuestro punto más alto en la utilización de la ciencia, y siendo los Estados Unidos de Norte América, el país con el mayor desarrollo en la utilización de la tecnología existente, jamás aquellos que manejan el poder en ese país como en el resto, del supuesto primer mundo, se preocuparon en investigar con sus recursos científicos y técnicos, la verdad de la autoría de los supuestos crímenes atribuidos al personaje, la verdad de la existencia o no del mismo, y por último, la verdad de su “desaparición” de este mundo, por parte de las fuerzas especiales de aplicación de la muerte del imperio; y esto es así, porque no les interesa la verdad, siendo su mayor arma de control global, de manipulación y de justificación de sus actos, la mentira.

Para cualquier investigador policial del tercer mundo, para cualquier criminalista del planeta, para cualquier patólogo forense, para cualquier abogado penalista que guste de la investigación, para cualquier fiscal del ministerio publico de un sistema judicial tan deficiente como el nuestro o no; sabe muy bien, que si se manipula la evidencia, si se persigue descaradamente su destrucción, y de manera ligera sin pruebas fehacientes se hayan culpables e inocentes, estamos ante un crimen en donde está por detrás el poder, estamos ante la persecución por parte de los mismos criminales, de la absolución de sus culpas y la creación de un culpable, la lógica jurídica, la lógica científica y hasta la lógica esencial que tenemos todos, nos dice que estamos ante un chivo expiatorio, Bin Ladem es la magnificación de un simple criminal fanático religioso, en el más grande, sanguinario, soez criminal del planeta, capaz de realizar los mas infernales crímenes que hubiesen, Bin Laden simplemente fue usado para tapar a los verdaderos criminales infernales, que como la historia nos ha enseñado, siempre han sido los estados, aquellos que abuzan del poder, y que no tienen prurito alguno para mantenerse en tal estatus.

Que evidencias palpables puedo utilizar para sustentar mis alegatos acusatorios, que pruebas me permiten afirmar lo que les vengo diciendo, simplemente rebobinen la historia sobre este caso, indaguen, vallan a una hemeroteca y hagan un seguimiento a las declaraciones de los diferentes actores, traten de hacer una simple cronología de los acontecimientos, y verán como las luces se abren, busquen la experticia de los profesionales de la ingeniería, ya sea de la construcción civil, o de los ingenieros sobre los materiales, con respecto a la caída de las torres gemelas, interroguen a expertos en aeronáutica, y pregúntenle si es posible que un avión de pasajeros pueda ser maniobrado así sea por el mejor de los pilotos, para que pueda colisionar de la manera que colisionó en contra del pentágono, y adicionalmente repregúntele al ingeniero sobre materiales, si luego de tal colisión, es posible que el avión se pulverizase, y adicionalmente, pregúntele a los profesionales de la investigación criminal y forense, porque ni siquiera se analizó el supuesto polvo cósmico restante, repregunte de nuevo, como posible prueba de experticia, a tales profesionales, si alguna vez, en cualquier accidente aéreo de la historia, luego de caído el avión, no quedase restos, sino un hoyo, como fue el caso del supuesto avión siniestrado en Pensilvania, y por último, pregúntese, porque razón recogieron los escombros de las torres gemelas sin haberse realizado las pruebas pertinentes en cualquier investigación forense seria, tal situación nos deja hilos de sospecha en aquellos funcionarios que dieron las ordenes de recolectar tal evidencia central de toda esta investigación, una noción elemental vista en clases de investigación y análisis criminal nos dice, que solo el criminal que actúa con premeditación y alevosía se preocupa en destruir, manipular o cambiar las evidencias, tal noción forma parte de cualquier juez penal para poder determinar si hablamos por ejemplo de un homicidio culposo, preterintencional, o calificado; no me vengan con cuentos, no insulten mi intelecto, no nos convirtamos en una sociedad de cómplices, todos sabemos así no queramos afrontar la realidad, que fue lo que sucedió allí, quienes tenían la capacidad técnica de realizarlo, quienes tenían la potestad funcionarial de dar las ordenes que terminaron en destruir toda evidencia, tienen nombres y apellidos, y sus titiriteros solos ellos sabrán quienes son, nosotros solo podemos suponerlos. Como ven, en esta anterior narración me he convertido en el abogado defensor de Bin Ladem, los abogados podemos defender tanto a inocentes como a criminales, pero nuestra obligación siempre será que se les realice un juicio justo, y como verán, si fuese en realidad su abogado defensor, sabiendo de la fortuna que ostentan sus familiares, señores me estaría bien ganando los billetes, las ganancias por mis honorarios estarían por encima de cualquier sorteo de lotería, señores, no existe juez en este mundo que pudiese sentenciar a buena lid al Señor Bin Ladem como culpable, solo la mediática global manipuladora de la opinión pública lo logro, sentenciándole sin juicio previo, y de allí su eliminación, con solo observar lo elaborado de la forma de actuar de estos criminales, para mi entender, Bin Ladem ya estaba muerto antes de que cayeran las torres gemelas, pero eso no es importante, da igual si lo mataron antes de ayer, ayer o hoy, pero de que está muerto está muerto.

Pero para la vigente administración yanqui, lo que le interesa es dejar vivo el mito, de allí que de nuevo con una grosera y evidente manipulación mediática, asesinen a quien sabe quién, y “entierren” en el mar a quien sea, nadie en realidad sabe, nadie supo, simplemente están manteniendo esta pantomima con el cual se están burlando de toda la humanidad, simplemente, mataron el mito, y “enterraron” en el mar la evidencia.

Ahora bien, vamos a lo verdaderamente importante de todo este meollo; lo que se persigue con tales actos de cinismo mundial; lo que se persigue es regresar a la humanidad a las cavernas, regresarnos a la barbarie; el sistema capitalista es simplemente una patraña, utilizada por unos cuantos vivos para joder a un bojote de imbéciles, pero ya no existen tantos imbéciles como antes, y cada día es más difícil de aplicar, el capitalismo ya ni plantea soluciones para la humanidad ni para sí mismo, el capitalismo está muerto, solo estamos viendo su espectro, y aquellos que controlan el poder están al tanto de ello, ellos son los vivos y no tienen nada de imbéciles, saben que para poder mantener su estatus solo es posible mediante la fuerza, ya la democracia liberal no les sirve, al no plantearles tal sistema soluciones a las sociedades, ya los socialistas del mundo les estamos ganando jugando su propio juego, ya la vía electoral no les garantiza triunfos, el desencanto global es eminente, de allí que se planteen otra vía con el cual mantener el poder, se puede engañar a la gente mediáticamente por un tiempo, pero nadie ha podido engañar a otro eternamente, y como todo fascista, no está para competir, no está para negociar, ni buscar soluciones consensuadas, está para imponerse, cueste lo que cueste, y por los medios que sea, y ese es el nuevo mundo que nos están planteando, un mundo sin leyes, de allí que invadan países sin autorización ni legal ni moral, de allí que violenten mandatos de la ONU, de allí que les importe un bledo las soberanías de otros estados, de allí que les importe un carajo bombardear inocentes, buscar asesinar presidentes sean de nuestro gusto o no, pero presidentes que representan pueblos, sin importan el derecho internacional, sin importan el derecho de los pueblos a su autodeterminación, sin importan el derecho de la vida, sin importarles un carajo, lo que hemos construido como civilización en todos estos años de evolución humana, todo lo están tirando al basurero de la historia, Hitler antes estos criminales en un bebe de pecho, señores abran los ojos, están destruyendo el elemento fundamental con el cual se sustenta toda sociedad para su convivencia, la ley, las leyes, el estado de derecho, ya no tiene ninguna utilidad la ONU como creación del derecho internacional, esta gente hace lo que le venga en gana, están buscando la conformación de un neo viejo sistema de dominación, la barbarie, en donde se aplique una sola ley, la ley del más fuerte, en donde no tenga cabida ideología alguna, y con ello lograr detener el materialismo histórico previsto por Marx como evolución del capitalismo, el socialismo, esta es la salida que ha encontrado el estatus quo global para mantener el estado de las cosas, con respecto al manejo del poder, la barbarie, que nos lleve a una forma elemental de vivir, sobrevivir ante la muerte eminente, a esto nos quieren llevar estos locos infernales, he llegado a esta conclusión, es el poder a sangre y fuego, nada de ideas, nada de entendimiento, el neo nazismo en su máxima expresión, el reinado de una sola especie de hombres, aquellos que controlan en capital mundial, para los demás esclavitud o muerte; ya no me queda más que decir, solo me queda es pensar en la forma de buscarle la vuelta para no terminar yo ni mis herederos ni mis congéneres, con tal suerte, en eso es que todos debemos pensar, y no de que si Bin Ladem está muerto o no, o es inocente, seria perder el tiempo en la nada mientras nos están jodiendo de manera inclemente.