Sayyed Nasrala: Hariri Cometió un Gran Error Busca Destruir Hezbolá
Escribió: Yusuf Fernández en almanar.com.lb

El secretario general de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasrala, criticó el sábado al jefe del gobierno en funciones de Líbano, Saad Hariri, por cometer un gran error al dañar las relaciones de Líbano con Irán por sus recientes declaraciones anti-iraníes y le acusó de implicar a Líbano en los conflictos regionales. Su Eminencia también criticó a Bahrein por amenazar con expulsar a los ciudadanos libaneses, advirtiendo que tal acción “llevaría a que se produzcan complicaciones”.

Sayyed Nasrala subrayó que los documentos de Wikileaks no tendrían ningún efecto en las relaciones entre Hezbolá y sus aliados, especialmente el presidente del Parlamento, Nabih Berri, del movimiento AMAL, y Michel Aún, del Movimiento Patriótico Libre. Sin embargo, su Eminencia señaló que los mencionados cables han revelado que hubo un “acuerdo” entre las Fuerzas del 14 de Marzo y EEUU: autoridad a cambio de la cabeza de la Resistencia.

Sayyed Nasrala habló en una gran pantalla de televisión a través del canal de TV Al Manar el sábado por la mañana. Su Eminencia abordó durante su discurso los últimos acontecimientos políticos en Líbano, incluyendo el tema de Wikileaks y sus repercusiones, la situacion de los libaneses en Costa de Marfil, las declaraciones anti-iraníes realizadas por el jefe del gobierno interino de Líbano Saad Hariri, las amenazas de expulsión de algunos libaneses de Bahrein, los disturbios en la prisión de Rumieh y los últimos acontecimientos en el proceso de formación del gabinete.

LA RELACIÓN ENTRE HEZBOLÁ Y AMAL MÁS FUERTE
El secretario general de Hezbolá comenzó su discurso dirigiendo su atención hacia los documentos de Wikileaks recientemente publicados por el diario libanés Al Ajbar sobre los encuentros mantenidos entre dos antiguos embajadores de EEUU en Líbano, Jeffrey Feltman y Michele Sisson, y varios líderes libaneses. Su Eminencia clasificó los mencionados documentos en diferentes partes, según su forma y contenido.

Sayyed Nasrala subrayó que algunas partes intentan encontrar fisuras que explotar entre la Resistencia y sus aliados con el fin de sabotear sus relaciones, particularmente las que mantiene la Resistencia con el Movimiento AMAL y el Movimiento Patriótico Libre, así como la nueva alianza con el diputado Walid Yumblatt. Sin embargo, Su Eminencia subrayó que las relaciones del partido de la Resistencia con sus aliados no se verán afectadas.

Así por ejemplo, Sayyed Nasrala explicó que el presidente del Parlamento, Nabih Berri, fue un socio en la guerra de Julio de 2006 desde el principio. “Ambos teníamos los mismos objetivos y nos coordinamos cada día,” dijo Su Eminencia, que expresó su creencia de que Berri era fiel a la sangre de los mártires y los sacrificios de los desplazados. Su Eminencia repitió los comentarios, que ya fueron hechos en ocasiones anteriores, de que el Movimiento AMAL fue un socio fundamental en la batalla y en el sufrimiento, ya que muchos de sus miembros fueron martirizados y desplazados, y permaneció siempre al lado de la Resistencia.

El secretario general de Hezbolá dijo que la cooperación y la integración entre las dos partes durante los pasados 20 años se han hecho más profunda y estrecha. De este modo, nadie puede atacarla, subrayó Sayyed Nasrala, que pidió a todos aquellos que insisten en intentar provocar divisiones entre ambos que no pierdan el tiempo.

AÚN Y YUMBLATT CONTINÚAN SIENDO NUESTROS ALIADOS
La misma lógica se aplica a la relación con el Movimiento Patriótico Libre, continuó diciendo Sayyed Nasrala. En referencia al contenido de un cable de Wikileaks que menciona a dos diputados del MPL, él dijo que ambos habían negado el contenido del cable. Una cosa es segura según Sayyed Nasrala: los documentos de Wikileaks no afectarán las relaciones entre Hezbolá y el Movimiento Patriótico Libre.

Su Eminencia apuntó, sin embargo, a una diferencia en el caso de los cables referidos al líder del Partido Socialista Progresista, Walid Yumblatt, que era parte del otro bloque en el momento de redactarse los cables. “El propio Yumblatt reconoció que estaba antes en una cierta postura y que hoy permanece junto a la Resistencia,” dijo Sayyed Nasrala.

AL AJBAR NO HABLA POR CUENTA DE HEZBOLÁ
En un tema relacionado, Sayyed Nasrala enfatizó que el diario libanés Al Ajbar, que publicó los cables, no actúa por cuenta de Hezbolá ni recibe órdenes ni recomendaciones del liderazgo del partido de la Resistencia, como algunos afirman.

Su Eminencia admitió que es una creencia general que el diario está al lado de la Resistencia y la nueva mayoría. Sin embargo, tiene sus propias políticas, indicó Su Eminencia. “Si fuera realmente nuestro periódico, entonces ¿cómo íbamos a aceptar que escribiera artículos dirigidos contra nosotros y nuestros aliados?”, se preguntó Su Eminencia.

“Nosotros en Hezbolá sólo nos responsabilizamos de lo que diga la radio Al Nur, Al Manar TV, nuestras páginas oficiales de Internet y nuestro departamento de relaciones con los medios,” declaró el secretario general de Hezbolá, subrayando que el partido de la Resistencia podía estar de acuerdo o no con lo que otros medios y sitios de internet “amistosos” difunden.

ACUERDO ENTRE EL 14 DE MARZO Y EEUU
Sayyed Nasrala luego señaló a otra categoría de documentos de Wikileaks, en los que se menciona a las así llamadas Fuerzas del 14 de Marzo. Su Eminencia señaló que la principal diferencia en este contexto es que algunos de los líderes del 14 de Marzo han admitido que el contenido era preciso.

Su Eminencia enfatizó que los documentos de Wikileaks revelan en realidad que hubo un “acuerdo” entre las fuerzas del 14 de Marzo y EEUU. “EEUU les dio autoridad sobre Líbano a cambio de la cabeza de la Resistencia”, dijo Sayyed Nasrala desvelando lo que quería Washington y añadiendo que el acuerdo deja ver que el objetivo último del 14 de Marzo es el de poner fin a la Resistencia en Líbano.

Su Eminencia aludió a ejemplos que prueban esto. “Ellos pidieron a EEUU que suministrara al Ejército armas dirigidas a una confrontación contra Hezbolá, no para hacer frente a las amenazas israelíes,” dijo Su Eminencia. “Cuando vemos los cables de Wikileaks, no vemos nada más que conspiración en contra de la Resistencia y ninguna sugerencia para confrontar a las agresiones israelíes”.

Sayyed Nasrala dijo que el objetivo del bloque liderado por Hariri es destruir Hezbolá. Su Eminencia subrayó que el único crimen de Hezbolá es el de ser una espina para Israel. “Israel y EEUU quieren castigar a la Resistencia y lo que quiere el 14 de Marzo es poner todas sus capacidades al servicio de este objetivo a cambio de obtener poder en el país,” dijo Sayyed Nasralá.

“¿Es ésta una mentalidad que protege Líbano de las amenazas en la región y de las diarias amenazas israelíes? ¿Es ésta una mentalidad competente que puede hallar una estrategia de defensa para proteger a Líbano, su soberanía y su orgullo? ¿Puede esta mentalidad convertir a Líbano en un estado fuerte? ¿Es así como ellos recompensan a la Resistencia por liberar la tierra y recuperar la dignidad de Líbano, así como por derrotar al enemigo israelí?”.

CRISIS NACIONAL POR LOS SUCESOS DE COSTA DE MARFIL
El segundo tema del discurso fueron los últimos acontecimientos en Costa de Marfil, con el énfasis puesto en la situación de los libaneses allí.

Tras señalar que Líbano está ante una crisis nacional, ya que decenas de miles de familias libanesas viven en Abiyán para ganarse la vida allí, Su Eminencia dijo que había habido una total ausencia de actuación del gobierno y de una posición oficial en el tema de la crisis en Costa de Marfil. En lugar de mantener una postura unificada frente a la crisis, el jefe del gobierno interno, Saad Hariri, y sus subordinados han atacado al Ministerio de Exteriores, dijo Sayyed Nasrala.

Sayyed Nasrala pidió a todos los lados que dejen de lado las disputas y permanezcan unidos, en un momento en el que miles de familias libanesas han sido duramente afectadas por esta crisis.

LAS CRÍTICAS DE HARIRI SE PARECEN AL LENGUAJE DE ISRAEL
Volviéndose hacia el tercer tema sensible del discurso, Sayyed Nasrala censuró al jefe del gobierno saliente, Saad Hariri, por sus recientes comentarios anti-iraníes e hizo notar que las críticas de Hariri contra Irán recordaban en lenguaje utilizado por Israel.

Comentando la declaración realizada por el líder del Movimiento del Futuro en la que afirmaba que Hezbolá ha demostrado ser el “portavoz” oficial de Irán en Líbano, Sayyed Nasralá diijo que el Partido de la Resistencia no tiene nada que esconder. “Estamos aliados con Irán y Siria y no tenemos nada que ocultar,” dijo Sayyed Nasralá, que añadió que Hezbolá no puede permanecer en silencio cuando un estado que está ayudando a Líbano es criticado. “Tú no encontrarás a Wikileaks aquí porque lo que nosotros decimos en público es lo mismo que decimos en privado,” dijo Su Eminencia. “Estamos orgullosos de nuestra relación y alianza con Irán y Siria”.

Sayyed Nasralá señaló que cuando alguien dice que Irán es un enemigo de Líbano y ésta es la razón de la crisis en Líbano, en lugar de mencionar a Israel y EEUU, y en particular cuando el primer ministro dice eso, entonces cabe señalar que comparte el lenguaje y la mentalidad de Israel. Su Eminencia dijo que Irán permaneció junto a Líbano durante el proceso de reconstrucción y que no tiene nada que ver con la caída del gobierno de Hariri.

“Si alguien está triste porque su gobierno ha sido derribado, que sepa que Irán no tiene nada que ver con ello,” dijo Sayyed Nasralá en referencia a Hariri.

El secretario general acusó a Hariri de buscar dañar los vínculos del país con Irán. “Me acusaste de dañar las relaciones árabo-libanesas después de mi discurso sobre Bahrein. No puedes decir lo que dijiste sobre Irán mientras seas primer ministro en funciones,” dijo Sayyed Nasrala, que añadió que Hariri podía atacar verbalmente a Irán como líder del Movimiento del Futuro, pero no como primer ministro. “Incluso en este último caso, él no debería hacerlo porque él siempre nos decía que debíamos apartarnos de la política de los ejes. ¿Acaso no escucha sus propios consejos?.”

LA DECISIÓN DE EXPULSAR A LIBANESES DE BAHREIN, UN ERROR
En lo que respecta a la crisis de Bahrein, Sayyed Nasrala dijo que la decisión de expulsar a 10 expatriados libaneses de Bahrein sería un error.

Tras advertir que tal decisión “llevaría a que se produzcan complicaciones,” Sayyed Nasrala recordó de una situación similar cuando muchos en Líbano maldecían a Siria y conspiraron contra ella en 2005. Sin embargo, Siria no expulsó a ningún libanés que vivía en su territorio. “Siria nunca expulsó a ningún libanés de su territorio a pesar de todo lo que dijeron las fuerzas del 14 de Marzo,” dijo Su Eminencia, señalando que Irán no expulsó a libaneses tampoco después de las últimas declaraciones de Hariri contra sus políticas.

Sayyed Nasrala dijo que la decisión de Bahrein refleja la irresponsabilidad de las autoridades de ese país y señaló que si ellas creen que tal acción constituirá una presión sobre Líbano, están muy equivocadas.

Su Eminencia señaló que los expatriados libaneses sometidos a presiones o la expulsión en Bahrein o cualquier otro estado del Golfo Pérsico, tales como los libaneses que fueron have varios meses expulsados de los EAU sin ninguna justificación, no representan las posturas de la Resistencia, sino que son sólo ciudadanos que intentan ganarse la vida.

INJUSTICIA EN LA PRISIÓN DE RUMIEH
Por otro lado, Sayyed Nasrala abordó el tema de la Prisión de Rumieh. Él señaló que el principal tema aquí es que las prisiones están muy hacinadas, como los propios ministros implicados han declarado, principalmente el ministro del Interior, Ziad Barud, y el ministro de Justicia, Ibrahim Nayyar, así como el jefe de las Fuerzas de Seguridad Internas, Ashraf Rifi.

“Esto es algo injusto para los presos. Además el proceso de acusación lleva demasiado tiempo y esto ya no se puede tolerar más,” señaló Su Eminencia, que subrayó que del 60 al 70% de los presos no han sido procesados todavía, lo que constituye una flagrante violación de sus derechos.

Sayyed Nasrala dijo, sin embargo, que era injusto acusar a Hezbolá de estar detrás de los últimos disturbios. Su Eminencia subrayó que la Resistencia no aceptará esta acusación y afirmó que este tema debe ser resuelto.

HEZBOLÁ QUIERE UNA RÁPIDA FORMACIÓN DEL GABINETE
Finalmente, el secretario general de Hezbolá abordó el proceso de formación del nuevo gabinete y los últimos acontecimientos en este contexto. Su Eminencia pidió la rápida formación del gobierno y subrayó que este último estará compuesto por figuras políticas y algunos tecnócratas.

Sayyed Nasrala declaró que es normal que el proceso de formación del gobierno lleve mucho tiempo, especialmente cuando existen varias fuerzas. Sayyed Nasrala dijo que todos los lados están haciendo frente a presiones y negó que el partido de la Resistencia esté trabajando para retrasar dicha formación y pidiendo a su aliado, el líder del grupo parlamentario Cambio y Reforma Michel Aún, que lo obstruya. “Todos estamos determinados a vencer las presiones y obstáculos para formar un gobierno lo antes posible,” concluyó Su Eminencia, expresando así su creencia de que algún progreso será alcanzado pronto a este respecto.